Teléfono de atención a las víctimas de violencia de género (de 8 a 20 h.)

Ciberacoso

La Federación de Mujeres Progresistas (FMP), en su firme compromiso por la igualdad y contra la violencia y discriminación hacia las mujeres, viene observando con preocupación la digitalización del odio y las nuevas formas de violencia de género que, en la actualidad, se reproducen mediante los espacios virtuales.
A través de nuestro programa “Ciberacoso: visibilización, sensibilización y prevención de los delitos de odio por razón de género”, financiado por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, trabajamos para que nuestros derechos online estén igualmente protegidos.

1 de cada 5 mujeres españolas han sido víctimas de ataques virtuales en las redes sociales (Amnistía Internacional, 2017). Estas cifras empeoran si, además de mujer, eres divulgadora, activista y tienes un perfil de gran relevancia pública. Así lo demuestra el reciente informe de Naciones Unidas (2021), casi 3 de cada 4 mujeres periodistas han sido víctimas de ciberviolencia.
La experiencia y vida online de las mujeres es una experiencia llena de un odio sexista que las humilla, amenaza, ridiculiza, desprestigia y que persigue silenciarlas.

ENCUESTA SOBRE CIBERACOSO

 

A lo largo de 2020, primer año del programa, intentamos poner de relieve la normalización de la violencia en línea e intentamos medir su magnitud y consecuencias. Por su frecuencia (la ciberviolencia alcanza ya niveles de epidemia) se puede considerar como normal, como el “precio a pagar” por estar en ellas.

La violencia, la discriminación sexual y los discursos de odio no son “un mal menor”, sobre todo si atendemos a las repercusiones de todas estas violencias en la vida de las mujeres. La violencia cibernética mata y deja huellas imborrables. Así, preguntadas por las consecuencias, un 83% de nuestras entrevistadas manifestaron haber sufrido estrés y ansiedad.

Nos parece apropiado señalar también cómo vulnera los derechos humanos. Un 69% de las encuestadas afirmaron que han dejado de publicar en RRSS por miedo a la repercusión o posibles amenazas. Cuando limita la libertad de expresión y obstaculiza gravemente la participación pública de las mujeres, estamos hablando de un ataque flagrante y directo a nuestros derechos fundamentales de opinión, pensamiento, dignidad, libertad e igualdad.

 

GUÍA INFORMATIVA SOBRE CIBERVIOLENCIAS Y DELITOS DE ODIO POR RAZÓN DE GÉNERO

 

En este material informativo se recoge el trabajo de estudio e investigación realizado en 2020, con el propósito de crear un instrumento de información y sensibilización que pueda ser utilizado además de por las víctimas de violencia de género digital y delitos de odio, por la propia sociedad en general. La guía se estructura en seis bloques:

  1. Marco normativo
  2. Marco conceptual
  3. El impacto de la ciberviolencia
  4. ¿Qué hacer en caso de ser víctima de este tipo de violencia?
  5. Punto de información jurídica sobre delitos de odio por razón de género
  6. Fuentes de información y sitios web de interés

 

PUNTO DE INFORMACIÓN JURÍDICA

Dentro del proyecto, la asistencia y protección sociojurídica a las víctimas se convierte en una prestación básica y primordial que viene determinada por las necesidades de atención e información detectadas en 2020.

¿Han difundido tus datos personales sin tu consentimiento? ¿Recibes mensajes y/o comentarios amenazantes, ofensivos o violentos? El descubrimiento y la revelación de secretos, el ciberacoso… son algunas formas de violencia contra las mujeres en los nuevos espacios virtuales.

Si necesitas apoyo, asesoramiento o tienes alguna duda, ¡contacta con nosotras!

Podemos ayudarte a través del correo: delitosdeodio@fmujeresprogresistas.org

CARTA A LAS PLATAFORMAS DE REDES SOCIALES

Desde este espacio nos dirigimos a las Redes Sociales. Queremos hacer que las entornos sociales online sean diferentes, queremos luchar contra estas consecuencias no deseadas de la digitalización que perpetúan las desigualdades existentes y trascienden del terreno online.

Desde la FMP creemos que la superación de la violencia requiere de una posición más responsable socialmente por parte de las propias plataformas de RRSS. Celebramos sus métodos de autoprotección implantados (bloqueo, reporte…) pero están demostrando que requieren un mayor impulso y una estrategia de prevención, incrementando el control y la efectividad en lo relativo a las normas de acceso y de uso de las plataformas.

Si bien consideramos que las medidas anteriores contribuyen a combatir el odio online conta las mujeres, nos parece absolutamente crucial que en este desafío se ponga en el centro a estas. Entender sus experiencias y necesidades será la clave. La ciudadanía, tanto organizada como a título individual, también tiene mucho que decir ante esta situación alarmante que pone en peligro la convivencia y nuestra capacidad para el debate.

Sigue toda la actualidad de este programa a través de #CiberacosoFMP